ECONOMÍA

Noticias y Tendencias Inmobiliarias

Herencia y pisos

Tras el incremento de las sucesiones como resultado de la pandemia se presentan diferentes obstáculos al vender un piso heredado.

El reparto de la herencia tras el fallecimiento de un familiar puede ser un proceso dilatado en el tiempo cuando sus herederos no se ponen de acuerdo. Es un hecho contrastado que conforme pasa el tiempo los herederos van cambiando de opinión y por lo tanto se incrementa el número de trabas en las gestiones.



Un testamento es  la última voluntad de una persona así como la manera en la que han de ser repartidos sus bienes cuando fallezca. Uno de los grandes problemas a la hora de la resolución de una herencia es cuando uno de los herederos obstaculiza la resolución de esta y no está de acuerdo con ella.

En una herencia deben aparecer detalladamente los porcentajes de los bienes que pertenecen a cada heredero así como los bienes íntegros para alguno de los herederos.

Esto puede resultar bastante complicado, cuando uno de los herederos no está de acuerdo con esas últimas voluntades y se niega a firmar la aceptación de la herencia produciendo un bloqueo efectivo de esta y impidiendo que se resuelva correctamente.

¿Qué debemos hacer en determinados casos?

Desde la apertura de la herencia si uno de los herederos no acepta los términos de esta, el notario deberá comunicarle que tiene un plazo de 30 días para aceptarla o en consecuencia renunciar a esta, y si en dicho plazo no manifiesta su voluntad, esta será automáticamente aceptada.  Por otro lado los costes judiciales ocasionados en beneficio de los herederos serán abonados por el conjunto de los bienes del difunto y los que beneficien a uno de ellos, serán de su cargo de forma exclusiva.

En el caso de que alguno de los herederos rechace o renuncie a su herencia, esta será repartida entre los que aceptaron, a no ser que hubiese alguna cláusula de sustitución en el testamento.

Otro de los casos que podrían ocurrir en las herencias, es la falta de testamento a la hora de fallecer, en este caso, se seguirá un orden establecido para repartir la herencia. Siendo en primer lugar los hijos, seguidos por los padres y cónyuges y así siguiendo un orden de parentesco pero pueden existir muchas variantes dependiendo de las circunstancias personales de cada caso.

Mas info: https://www.inmonews.es/herencia-y-pisos/